viernes, 5 de diciembre de 2008

26 cumplidos



Si a los 25 no me maté, a los 26 me pregunto por qué no lo hice.

No he tenido hijos, ni escrito libros, y le único árbol que sembré en la vida ya lo cortaron.

¿En qué trabajo? En mi empresa, pero hago muchas cosas, o sea, no hago nada fijo. No soy nada fijo. No tengo nombre para crédito, y si no tienes crédito sos un pobre.

Si, a los 26 soy un pobre y me sigo cantando los cumpleaños, como celebrando un día más, un día raro que te da licencia para no estar, para no ser, para mirarse seriamente.

Aquí estoy, de pie, con ayuda de la fe, resistiendo, soñando, cayendo.

1 comentario:

Albornoz dijo...

Que bacana la edición. Me gustó el video.
Nuevamente Feliz Cumpleaños.