lunes, 1 de diciembre de 2008

Orishas en Medellín



De la Cuba libre vinieron los Orishas a medallo.

El sonido fue una mierda. Porque a estas alturas del paseo aun existen empresas de sonido que hacen mal sonido.

Se escucho como por dentro de un tubo, y eso que estamos al aire libre, en pleno parque de los Pies descalzos.

Ya no recuerdo por donde me llego el sonido de Orisha. ¿Cómo? En este momento, ni idea.

Con Orishas aprendí a entender, a mirar esa Cuba tan lejana y mítica. Ellos, por supuesto muchos otros, nos han cantado la Cuba que tenemos en nuestras cabezas, en nuestras almas.

Todos los amigos que he tenido quieren a Cuba.

Yo la quiero porque creo que latinoamérica es una, y cuba es y será el pueblo que nos alegrara, que nos revoluciona.

La utopía existe, y está en cada corazón que canta con el alma.

1 comentario:

Albornoz dijo...

Que bacano, desde hace rato tengo ganas de ir a un concierto de ellos, pero uno trabajando encerrado en la oficina y con familia en la casa es como complicado.