martes, 12 de mayo de 2009

Entrega de llaves, casa Villa Hermosa



Un viernes en la mañana, entrega de llaves. Eso después de pagar el primer arriendo, te entregan de una.
El mismo man que me entrego Castilla. Lo salude, y comencé a mirar la casa. Cada cosita. Porque me regañe al darme cuenta que nunca miraba nada. Ya cuando me pasaba y tenia las camas armadas, veía el puto daño.

Vidrios rotos que aun están. Llaves que funcionaron y que hoy gotean.
Algunas cosas si las arreglo “Don Señor”, pero apunta de torpezas y días sin agua.

Pero no les adelanto historias, ahí vamos despacio. Esta es mi casa, donde aun vivo, donde mis gatos juegan y cagan.

A la orden!

1 comentario:

medea dijo...

jeje, la vida de inquilino :) Qué bonito ver la casa como la tienen ahora, como dijiste ahora, después de darle amor :P