domingo, 17 de mayo de 2009

La casa donde vivía



Dejaba un barrio, un ruido, un polvo, unas divisiones de una casa que ya me sabia de memoria.
Me iba porque me sentía robado en la casa que me debía darme confort y felicidad.

Nunca había mostrado el lugar de común de todos mis días.

En Castilla, en la esquina de la 96, encima de la Ferretería San Judas, ahí vivimos (algún día) nosotros.

2 comentarios:

nanometrik dijo...

Muy interesante tu trabajo, felicitaciones!
Ahhh y que no se me olvide, tienes unos gatos hermosos, meaww!!
;)

Lucas Peña dijo...

No mano, pues chévere, entretenido, Castilla es bacano, he parchado por allá, qué espontaneidad, te sale todo con inteligencia casual